magdalenas sin gluten

Magdalenas sin gluten cocinadas al vapor

Te presento las magdalenas de moda en Asia: son muy ligeras, cocinadas al vapor y se llaman Mushi Pan.

Se cocinan sencillamente en una cacerola ¡sin horno!, son rápidas y sencillas de hacer, muy resultonas, están deliciosas, y son magdalenas sin gluten ¿Te animas a probarlas?

Podría decirse que las Mushi Pan son las primas minimalistas de las Cupcakes. Frente a las grandes cantidades de frosting colores, brillantinas y adornos de todo tipo que se utilizan en las Cupcakes, las Mushi Pan no utilizan más que el propio color de la masa para conseguir preciosas combinaciones.

La verdad es que no me extrañaría nada que de aquí a unos años las Mushi Pan se pusieran también de moda en Europa. Se convertirán en las nuevas Cupcakes, esta vez en su versión sana.

¿Por qué digo esto? Porque el potencial decorativo de las Mushi Pan es increible. Si no me crees, te animo a que visites el blog de littlemissbento y entenderás a qué me refiero. Yo me he quedado con la boca abierta ¡preciosas!

La mayoría de nosotros no tenemos ni tanto tiempo ni tanta paciencia como littlemissbento. Aún así, podemos conseguir resultados muy atractivos combinando masas de distintos colores, sin necesidad de colorantes artificiales.

Si sigues esta receta, además de un bellísimo resultado obtendrás unas deliciosas magdalenas sin gluten de colores. ¿Qué más se puede pedir?

magdalenas-sin-gluten-mushi-pan-1

Cómo hacer magdalenas sin gluten de colores y sin colorantes artificiales

Sobre la masa de magdalenas sin gluten que aparece al final de esta entrada, debemos añadir los siguientes ingredientes dependiendo del color/sabor que queramos conseguir:

  • Amarillo:
    3 cucharadas de puré o mermelada de piña (si tiene trocitos hay que pasarla por la batidora primero).
  • Naranja:
    3 cucharadas de puré de mango o 3 cucharadas de mermelada de naranja (si tiene trocitos hay que pasarla por la batidora primero).
  • Rosa:
    3 cucharadas de puré o mermelada de fresa (si tiene trocitos hay que pasarla por la batidora primero).
  • Azul:
    3 cucharadas de puré o mermelada de arándanos (si tiene trocitos hay que pasarla por la batidora primero).
  • Verde:
    3 cucharadas de mermelada de kiwi (si tiene trocitos hay que pasarla por la batidora primero).
  • Marrón:
    1 cucharada de cacao en polvo y 2 cucharadas de yogurt natural.

Al incluir en la masa puré o mermelada de frutas se consigue que el resultado final sea mucho más jugoso  y que las magdalenas sin gluten aguanten mejor sin secarse el paso de los días. Este efecto ya lo comprobé en esta tarta de zanahoria, que al incluir zanahoria rallada dentro de la masa, se combierte en un bizcocho muy jugoso.

Las Mushi Pan sin gluten más auténticas

La verdad es que los postres asiáticos siempre me sorprenden. No sólo lo hacen por su sencillez o por su belleza. También me alucinan los ingredientes tan extraños en sus dulces, como el Mitarashi Dango que utiliza salsa de soja.

En el caso de las Mushi Pan, uno de lo sabores más utilizados en Asia es el té verde o Matcha. Su obsesión con este té es tal, que hacen todo tipo de dulces de este sabor. ¡Incluso existe un KitKat de Matcha!

Por ello, no podía faltar una versión de Mushi Pan sabor Matcha:

  • La auténtica japonesa (de color verde):
    1 cucharada de té matcha en polvo y 1 cucharada de agua (si quieres un sabor 100% auténtico acompaña las magdalenas con pasta de azuki).

¿Qué necesitas para cocinar estas las magdalenas sin gluten?

Para cocinar estas magdalenas sin gluten no necesitamos una vaporera ni ningún otro instrumento especial. Será suficiente con disponer de unos simples vasos de cristal ancho, una cacerola lo más grande posible y un trapo de tela.

En vez de vasos de cristal, también puedes utilizar unos recipientes de barro de los que vienen con la cuajada.

Si dispones de una vaporera, puedes utilizar flaneras o moldes de silicona para cocinar las magdalenas. Estos moldes no tienen peso suficiente para utilizarse por sí mismos y por eso necesitan una superficie en la que apoyarse. Aún así, son también una buena opción.

Instrucciones para cocinar al vapor las magdalenas

En primer lugar debes colocar el molde de papel para magdalenas dentro del vaso. Después, rellena cada molde con la masa del sabor elegido, hasta apróximadamente un 85% de su capacidad máxima.

Proceso

En segundo lugar, llena la cacerola con unos 3 dedos de agua. Ponlo a calentar hasta que el agua rompa a hervir. En este momento, debes apagar el fuego (o la placa de inducción) para evitar quemarte mientras se colocas los vasos dentro de la cacerola.

Finalmente, cubre la tapa de la cacerola con un trapo de tela y pon a calentar el agua a temperatura máxima hasta que rompa a hervir de nuevo. El trapo se coloca para evitar que el agua condensada sobre la tapa caiga sobre las magdalenas y arruine el resultado.

Cuando hierva el agua, se baja a temperatura media para que las magdalenas se cocinen al vapor durante el tiempo que necesiten (12-15 mínutos).

Y para terminar, por fín, aquí está la receta de las magdalenas sin gluten:

Magdalenas de frutas cocinadas al vapor ¡sin horno!
 
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
 
Te presento las magdalenas de moda en Asia: son muy ligeras, cocinadas al vapor y se llaman Mushi Pan.
Autor:
Tipo de receta: Postre
Cocina: Asia
Para: 15-18 magdalenas
Ingredientes
  • 3 huevos
  • 75 gr harina de arroz
  • 90 gr azúcar
  • 1 sobre gasificante (5gr)
  • 3 cucharadas de mermelada de frutas o puré de frutas del sabor elegido
Preparación
  1. Mezcla las yemas del huevo con el azúcar y el puré o mermelada de frutas que vas a utilizar.
  2. Tamiza la harina de arroz, mezclalá con el gasificante e incorporaló sobre la mezcla anterior.
  3. Monta las claras de huevo a punto de nieve y añadeló a la mezcla anterior.
  4. Rellena los moldes de papel para magdalenas con la masa. Puedes combinar masas de distintos colores/sabores para crear un resultado más atractivo.
  5. Cocina las magdalenas al vapor siguiendo las instrucciones mencionadas anteriormente durante unos 12-15 minutos, dependiendo del tamaño de la magdalena.
  6. Cuando estén listas, sacas las magdalenas de la cacerola y dejalás enfriar sobre una rejilla.